viernes, 18 de agosto de 2017


INFORMATIVOS.


Sabemos bien que el ser humano es un ser social. Si observamos la historia de nuestra evolución –e incluso si miramos a otros primates con quienes compartimos parentesco– nos daremos cuenta de que desde la mera supervivencia hasta los logros más refinados dependen, como individuos o como especie, de los lazos que somos capaces de establecer con otros.

No obstante, en las últimas décadas se ha observado una tendencia conductual y social que va en contra de esos siglos de historia y evolución. 

Parece ser que en años recientes los seres humanos tienen cada vez más dificultades para pertenecer a una comunidad o, dicho de otro modo, hay personas que se autoimponen una especie de condena de aislamiento, como si la soledad fuera su única opción de vida.

Paradójicamente, este hecho se está agudizando en los países más acaudalados y, pensaríamos, de mayor bienestar. En Estados Unidos, por ejemplo, al menos 1/3 de la población declara estar o sentirse sola, mientras que en el Reino Unido cerca del 18% de la población adulta considera que “siempre” o “muy seguido” le invade dicha sensación de soledad. Asimismo, en otras investigaciones se ha encontrado que en Estados Unidos, Europa, Asia y Australia, la soledad tiene el mismo efecto en la reducción de la esperanza de vida que la obesidad.



jueves, 17 de agosto de 2017

MI GOZO EN UN MOZO. (1).


PLACIO.

Escucha, Placio: 

No bien maduren las brevas primorosas 
y de fulgores varios 
se vistan las beldades del estío, 
cogeremos perfumes y sonajas 
para marchar gozosos junto al río.

Con leve paso, 

ornaremos el verdor con nuestras huellas 
y los seres alados, todo plumas, 
escucharán extasiados tu vihuela.

Bellamente lanzados por el aire 

herirán el azul con su presencia, 
y hechizados por sus vuelos 
veremos jubilosos que se alejan.

Placio, amigo, 

nosotros sin demora 
llenaremos nuestro seno 
con los dulces frutos de la higuera 
y luego, sudorosos, 
emprenderemos, sin más, veloz carrera.

Lejos ya del mundo y sus miserias 

cantaremos loas, alegrando felices nuestra cena.
Y de la fuente el agua que, corriente, 
amorosa nos rodea, 
refrescará los cuerpos, las almas y las brevas.

Ya en la noche, 

con mullido vegetal por cabecera, 
nuestros ojos brillantes 
fiel reflejo serán de las estrellas.

Placio, hermano, 

cuando el oscuro velo nos envuelva, 
entonces, corazón, 
lo que tú quieras.


martes, 15 de agosto de 2017

CITAS.


Dedico este libro a los manes de Apolonio de Tiana, contemporáneo de Cristo, y a todos los Iluminados verdaderos que pueden quedar en este mundo que
se pierde;

Y para señalar bien su profunda inactualidad, su espiritualismo, su inutilidad, lo dedico a la anarquía y a la guerra en este mundo;

Finalmente lo dedico a los Antepasados, a los Héroes en el antiguo sentido y a los manes de los Grandes Muertos.

Antonin Artaud. Heliogabalo o el anarquista coronado.

HARPÓCRATES.